Qué fue de...

El castillo de Eskibel

El conocido como castillo de Eskibel se construyó en el siglo XVIII como torre fusilera o torre de señales, y no como un castillo, a diferencia de la creencia popular arraigada en su manera de llamarlo.

Pero tiene una clara razón el hecho de que en su momento se denominase a la construcción como un castillo, porque el edificio disponía de una base cuadrangular con lados de 9 metros, y cada una de las cuatro esquinas estaba rematada en la parte superior con una torreta.

Fotografía del castilo de Eskibel recogida en la Wikipedia por Indalecio Ojanguren, CC BY-SA 3.0 <https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0>, via Wikimedia Commons

En el siglo XIX, con el desarrollo de las Guerras Carlistas, cambió su función y paso a ser un telégrafo óptico.

Actualmente solo se puede apreciar una de sus cuatro paredes, limitada por dos esquinas.

Ruinas del castillo de Eskibel en la actualidad

Es una ruta de paseo y senderismo muy popular, ya que es muy accesible desde Vitoria, nada más rebasar el bosque de Armentia. Se accede al camino antes de llegar al pueblo de Eskibel, y el ascenso hasta la cumbre de 796 metros se realiza entre bosque y salvando alguna pendiente, pero aun así constituye un paseo de dificultad mínima para poder realizar en familia.

Desde el emplazamiento de las ruinas se pueden contemplar unas estupendas vistas de Vitoria-Gasteiz.

Panorámica de Vitoria-Gasteiz desde los pies del castillo de Eskibel

29/04/2021

About Author

Ana Díaz


Enlaces de interés

Archivos
Publicado recientemente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
Esta página web y los contenidos publicados en ella no están relacionados con ningún ente ni departamento público. Las opiniones vertidas por los articulistas y/o los comentarios de los lectores no tienen por qué ser compartidos por esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies